¿Debería ser avalista?

< Volver a preguntas frecuentes

Ser avalista solidario de alguien es un compromiso importante. Antes de que aceptes tienes que estar al 100% seguro de que es la mejor opción.

Cuando estés considerando si quieres ser avalista solidario o no, te recomendamos que te hagas las siguientes preguntas:

  • ¿Confío lo suficiente en esta persona y en que realizará puntualmente los pagos mensuales?
  • ¿Puede permitirse atender los pagos mensuales convenidos?
  • ¿Me sentiré cómodo si tengo que pagar yo en caso de que algo vaya mal?

Si te sientes cómodo, entiendes y aceptas las obligaciones que asumes como avalista solidario y confías en el prestatario, entonces nosotros también.

Estamos verificando su información. Por favor, sea paciente.